Chipirones

Páginas vistas en total

lunes, 15 de abril de 2013

La Sirenita

Historia adaptada:

En el fondo del mar había un castillo en el que vivía un rey con sus seis hijas, todas unas hermosas sirenas. La más bella de todas era Ariel, que tenía una voz muy particular.
Nada les gustaba más a las sirenas que escuchar las historias que los explicaba su abuela sobre el mundo que existía en tierra firme. La abuela les decía que cuando cumpliesen 15 años podrían nadar hasta la superficie.
Cuando la sirenita llegó a esa edad no dudo ni un momento a subir y quedó deslumbrada viendo en la lejanía, una nave. Nadando se acercó a ella, se sentó sobre una roca y observó atenta a los marineros que iban y venían alzando las velas.
Vio a un joven príncipe que le enamoró. De repente se avecinó una tormenta y las olas sacudieron violentamente el barco hasta hundirlo.
La sirenita nadó para salvar el príncipe, y dejó que la corriente le llevara a la costa. Se quedó a su lado cantandole canciones durante toda la noche. Cuando salió el sol, vio que el príncipe despertaba, entonces, volvió al fondo del mar.
Explicó a su abuela lo que había sucedido y le dijo que quería volver a tierra para poder verle otra vez.Pero su abuela se lo negó y la sirenita decidió ir a ver a la bruja del mar, la única que podía ayudarla.
La bruja le dio un brebaje que le permitiría cambiar su cola por unas piernas, para poder salir en la superficie. Ariel lo hizo sin dudar, y cuando subió a la superficie se dio cuenta de que tenía piernas pero se había quedado sin voz. Se durmió en la arena y al despertar se encontró con el prícipe a su lado.
Este le dio las gracias por haberle salvado la vida y le preguntó como se llamaba pero ella no podía hablar. Inmediantamente el príncipe la llevó a palacio. Como la sirenita no podía hablar, el príncipe decidió llamarla Aurora.
Un día el príncipe le presentó a Úrsula, princesa de un país lejano. Le dijo que se quedaría con ellos unos días, pero la sirenita advirtió algo extraño en sus ojos.
Transcurrían los días y el príncipe cada vez se acercaba más a Úrsula, dejando sola a la pobre sirenita, que no dejaba de pensar donde de que le sonaba esa mujer.
Una noche, durante una fiesta a palacio, Úrsula cantó con una voz bella. La sirenita reconoció entonces su propia voz, que la bruja le había robado el día que transformó su cola de pez en piernas de mujer. El príncipe quedó pasmado ante aquella voz y propuso a Úrsula que se casase con él.
La noche de la boda, la sirenita estaba más triste que nunca. De pronto vio a sus hermanas mayores surgir del mar. Las hermanas le dijeron que para romper el encantamiento de la bruja tendría que besar al príncipe para que este se enamorase de ella y así poder recuperar su voz. Ariel se lanzó a los brazos del príncipe y le besó. El maléfico embrujamiento se rompió.
El barco en el que estaban se sacudió con violencia y Úrsula se convirtió en la horrible bruja que era. La sirenita entonces pudo dar explicaciones de todo. El príncipe se disculpó y la pidió matrimonio. Fue la boda más espléndida que se hubiese visto.



Historia normal:

En el cuento original, la protagonista solo puede salir a tierra para estar con el apuesto príncipe si bebe una poción que aparte de perder la voz, le hace sentir como si caminara sobre cuchillos todo el tiempo. A pesar de esto ella bebe la poción. En principio este sacrificio sería suficiente para que ella se casara con su príncipe y vivieran felices para siempre, pero no. El príncipe se casa con otra mujer y la pequeña sirenita tiene que escoger entre matarlo y volver a ser sirena o lanzarse al mar y morir ella. Decide salvarle la vida al hombre que jamás será suyo y se lanza al mar, donde su cuerpo se disuelve hasta convertirse en espuma marina.

viernes, 12 de abril de 2013

Pocahontas


Seguro que todos conoceis el cuento de Blancanieves, pero como en todos los cuentos de los hermanos Grimm existe una adaptación (más conocida) que la verdadera historia.

Historia adaptada:


Pocahontas era la hija del jefe Powhatan. Un día, se subió a las fuertes ramas de la abuela Sauce y vio las velas de un barco que venía desde Inglaterra en busca de oro.
Un hombre inglés llamado John Smith, proveniente de la embarcación encontró a Pocahontas. Era la mujer más hermosa que jamás había visto, pero ella intentó escapar. Mientras Pocahontas y John Smith se hacían amigos, los tripulantes del barco y los miembros de la tribu se hacían enemigos. Su amor crecía cada vez más. Pocahontas le dijo a John Smith que en su tierra no había oro, y fue a decírselo al gobernador. Sin embargo, este no quiso irse.

En ese instante llegó un grupo de indígenas guiados por el jefe Powhatan, quien capturó a Smith y le señaló que moriría al amanecer. Desconsolada,
Pocahontas corrió al lugar donde su padre iba a ejecutar a su amado. Los colonizadores bajaron sus armas. Pero el gobernador tomó un rifle apuntando al jefe de la tribu e intentó matarlo. En ese instante, Smith se lanzó sobre el jefe para protegerlo y le hirieron. Este tuvo que regresar para que le curaran. Pocahontas no se fue con él y antes de partir, John Smith le dijo que siempre estaría en su corazón.


Historia original:

Su nombre real era Matoaka. El nombre de Pocahontas es un apodo que significa traviesa. Su leyenda nos dice que Pocahontas salvó la vida del capitán John Smith, al cubrir su cabeza con sus brazos, cuando éste iba a ser ejecutado por la tribu de su padre. Pero en realidad, en ese momento Pocahontas tenía tan solo 11 años, por lo que no hubo romance, sino que el inglés se hizo amigo de la pequeña. Y ese fue el inicio de una paz duradera entre los indios y los ingleses.
Las relaciones se deterioraron y un capitán inglés no dudó en secuestrar a la hija del jefe.
Durante su cautiverio obligaron a Pocahontas a convertirse al protestantismo y cambiar su nombre por el de Rebeca. Además se enamoró de un colono y la hizo su esposa, teniendo un hijo al que llamaron Thomas. Finalmente murió de viruela.

Blancanieves

Seguro que todos conoceis el cuento de Blancanieves, pero como en todos los cuentos de los hermanos Grimm existe una adaptación (más conocida) que la verdadera historia.

Historia adaptada:

En un país muy lejano vivía una princesa muy bella llamada Blancanieves, que tenía una malvada madrastra, la reina. La madrastra preguntaba a su espejo mágico y éste respondía: - Tú eres, oh reina, la más hermosa de todas las mujeres.Y fueron pasando los años. Un día la reina preguntó como siempre a su espejo mágico:- ¿Quién es la más bella? Pero esta vez el espejo contestó: - La más bella es Blancanieves. Entonces la reina, llena de ira y de envidia, ordenó a un cazador que la matase y guardase su corazón en un cofre. Pero cuando llegó al bosque el cazador sintió lástima y dejó que huyera, sustituyendo su corazón por el de un jabalí.  Blancanieves pasó la noche andando y llorando, hasta que, al amanecer llegó a una preciosa casita, donde se quedó dormida en una cama de las siete que había. Por la tarde llegaron los siete enanitos, que eran los dueños de la casa y Blancanieves decidió quedarse a vivir con ellos. Mientras tanto, en el palacio, la reina volvió a preguntar al espejo: - ¿Quién es ahora la más bella: - Sigue siendo Blancanieves, que ahora vive en el bosque en la casa de los enanitos... Entonces la cruel madrastra envenenó una manzana y fue disfrazada de vieja con la intención de matarla dándosela a comer. Blancanieves quedó desmayada y los enanitos creyeron que había muerto. Finalmente apareció un príncipe que se enamoró de ella y la despertó dándola un beso.

Historia original:       

La madrastra intenta asesinar a Blancanieves tres veces: la primera, trata de ahorcarla con los alzos del corsé, la segunda con un peine envenenado y finalmente lo intenta con la archiconocida manzana envenenada. Blancanieves se ahoga y queda incosciente y se despierta gracias a los enanos, que mientras llevan su tumba tropiezan con una raíz, el sarcófago se cae y Blancanieves escupe la manzana y abre los ojos. Al final el castigo para la bruja es bailar enfundada de zapatos de hierro al rojo vivo hasta que caiga muerta.






Caperucita Roja

Esta historia es prácticamente igual que conocemos hoy en día, solo que la época en la que se contaba no eran tan benevolentes. Al final, cuando el lobo se ha comido a la abuelita y a caperucita sencillmanete acaba el cuento. No hay leñador que las salve, con eso querían que los niños se concienciaran de no hablar con extraños.

miércoles, 10 de abril de 2013

Cenicienta

Seguro que todos conocéis el cuento de la Cenicienta, pero como en todos los cuentos de los hermanos Grimm existe una adaptación (más conocida) que la verdadera historia.

Historia adaptada:

Èrase una vez... una joven con una belleza increíble que no tenía padres, sino madrastra. Vivía con ella y sus dos hermanastras feas. La joven era quien hacía los trabajos de la casa y como siempre estaba manchada de ceniza todo el mundo la llamaba Cenicienta. Un día el rey anunció que iba a dar una gran fiesta y que tenían que asistir todas las jóvenes del reino, pero Cenicienta no podía ir, porque su madrastra no la dejaba. El día de la fiesta se echó a llorar en cuanto sus hermanastras salieron por la puerta, y de repente apareció su hada madrina. Esta le dijo que podía ir a la fiesta, pero con la condición de que cuando dieran las doce, ya estaría en casa.
La llegada de Cenicienta al Palacio causó una gran admiración. Al entrar en la sala de baile, el rey quedó tan prendado de su belleza que bailó con ella toda la noche. Sus hermanastras no la reconocieron y se preguntaban quién sería aquella joven.
 En medio de tanta felicidad Cenicienta oyó sonar en el reloj de Palacio las doce, tenía que irse.
Como una exhalación atravesó el salón y bajó las escaleras perdiendo  un zapato, que el rey recogió asombrado, y que luego utilizó para idear un plan: Se casaría con aquella que pudiera calzarse el zapato, que a ninguna chica del reino le quedaba correctamente.
Al fin llegaron a casa de Cenicienta, y claro está que sus hermanastras no pudieron calzar el zapato, pero cuando se lo puso Cenicienta vieron que le quedaba perfecto, por lo que el príncipe se casó con ella y vivieron muy felices.


Historia original:

En la boda, se presentaron las hermanastras deseosas de congraciarse con Cenicienta y participar en su boda. Y de camino al altar, yendo la hermanastra mayor a la derecha y la menor a la izquierda unas palomas le sacaron un ojo a cada una, y más tarde el otro. Y de este modo quedaron castigadas por su maldad, condenadas a la ceguera para todos los días de su vida.



lunes, 8 de abril de 2013

La bella durmiente

Seguro que todos conoceis el cuento de la bella durmiente, pero como en todos los cuentos de los hermanos Grimm existe una adaptación (más conocida) que la verdadera historia.

Historia adaptada:


Èrase una vez... una reina que dio a luz una niña muy hermosa. Al bautismo invitó a todas las hadas de su reino, pero se olvidó, desgraciadamente, de invitar a la más malvada. A pesar de ello, esta hada maligna se presentó igualmente al castillo y, al pasar por delante de la cuna de la pequeña, dijo despechada: "¡A los dieciséis años te pincharás con un huso y morirás!" Un hada buena que había cerca, al oír el maleficio, pronunció un encantamiento a fin de mitigar la terrible condena: al pincharse en vez de morir, la muchacha permanecería dormida durante cien años y solo el beso de un joven príncipe la despertaría de su profundo sueño.
El rey había ordenado quemar todos las agujas del castillo para que la princesa no pudiera pincharse con ninguno. Pero el día que la princesa cumplía dieciséis años, acudió a un lugar del castillo que todos creían deshabitado, la muchacha le pidió a una sirvienta que estaba allí que le dejase hilar. La princesa se pinchó y cayó fulminada al suelo como muerta. Nadie logró romper el maleficio. Después de mucho tiempo, un joven príncipe se coló en el castillo, enamorándose a primera vista de la princesa y despertándola de un beso, la única solución posible a la terrible madición. Finalmente se casaron y vivieron felices.

Historia original:

La princesa se pinchó en  la rueca y se desmayó. El rey desconsolado sentó a su hija en una silla de terciopelo y se marchó para siempre. Poco tiempo después pasó por el castillo un joven que iba de cacería. El halcón que le acompañaba se coló en el castillo y el hombre se metió a buscarlo.  En una de las habitaciones se encontró a la princesa dormida y su belleza fue tal que despertó la pasión del hombre y no tuvo reparos en tener relaciones sexuales con ella. Nueve meses más tarde, la princesa dio a luz a dos gemelos. Un día, cuando uno de los bebés intentaba mamar, se puso en la boca el dedo en el que la princesa se pinchó tiempo atrás. Chupó con tanta fuerza que extrajo la astilla y la joven se despertó. Sola y con dos hijos.











LOS VERDADEROS FINALES DE LOS CUENTOS DE GRIMM.

Hola, este blog ha sido creado (por Diana y Marta) con el objetivo de revelar los verdaderos finales de los cuentos de los hermanos Grimm, que en realidad fueron adaptados para niños pequeños.